Entrevista para el 1er Concurso de Prototipos de la A.C. Círculo de Isengard

Seguimos conociendo a los concursantes que han presentado prototipos al concurso de nuestra asociación. En este caso nos vamos con otro de los socios que se han animado a presentarse, hoy hablamos con David Vilches Rodríguez (Pamplona, 06/12/1991) Recursos Humanos en una empresa de trabajo temporal en Alcalá de Henares. David deja claro en su forma de hacer juegos que antepone siempre en sus diseños la dinámica social que generan éstos ante cualquier otra cuestión.

Quizás esto sea por su formación en Sociología y Psicología, o quizás sea simplemente por su manera de ver los juegos de mesa. David se presenta por primera vez a un concurso de prototipos y lo hace con dos juegos. El primero de ellos, junto con otro socio César Lázaro, llamado “Círculo de Isengard: The Boardgame”, un filler con mucha interacción. El segundo “Un Mundo Multipolar”, en este caso diseñado en solitario, es un juego de simulación política asimétrico dentro de la serie en la que actualmente trabaja llamada “Foreign Affairs”.


¿Qué es más importante en un juego la mecánica (reglas) o temática (ambientación)?

Lo importante es la correcta mezcla, el perfecto equilibrio entre una cosa y la otra, lo que personalmente me gusta llamar “Tecánica”, es decir, un tema vinculado a una forma de hacer y viceversa. A veces puede ser que el diseño comience por una mecánica, otras por una temática, pero siempre, deben tender a buscar a su perfecto ‘match’, a ese equilibrio que haga sentir a los jugadores que es lógico lo que hacen porque el juego “lo está pidiendo”.

¿Qué hizo que te decidieras a crear tu primer juego de mesa y cuándo empezaste?

La verdad es que este es mi primer prototipo serio. Pero siendo serios, nunca he dejado de jugar, y tampoco he dejado de crear juegos. De pequeño siempre estaba inventando juegos, se los proponía a mis compañeros, a mi hermana o jugaba yo mismo en mi habitación con papelitos o legos. Siempre me he considerado una persona con mucha creatividad, con cierta necesidad a compartirla y hacerla reconocible. Al conocer, de adulto, el mundo de los juegos de autor, sabía que después de unos años, tras mucho jugar y aprender, me lanzaría a la creación. Pero para que este juego haya sido considerado por mi parte como “mínimamente digno de jugar” he pasado por muchas ideas anteriores. Tengo un cuarto lleno de carpetas, folders y cajas viejas de apuntes, dibujos, esquemas y materiales para otros juegos.


Soy muy aficionado a las historias tanto reales como de ficción. Por ello tanto la investigación Histórica, como el cine son mis principales fuentes de inspiración. A veces me cuentan o leo historias que, conforme las voy desgranando, imagino mecánicas, tablero, componentes, jugadoras…

¿Cómo se inspiran los diseñadores? – Esta es la forma de David Vilches

¿Con qué editorial y autor/a te gustaría trabajar en el futuro?

Me encantaría trabajar con Reiner Knizia. Me parece un autor que tiene un nivel de comprensión mecánico mu por encima de la media, sabe configurar cajas de complejidad estratégica, llenas de matices y capas con muy pocas reglas, sencillas y claras. Creo que sería una delicia poder trabajar y aprender de él, admiro su trabajo. Sobre editoriales, me haría especial ilusión trabajar con DoItGames, ya que tengo un especial trato con ellos, creo que se trata de una editorial en crecimiento y con una línea de juegos que puede encajar con mi serie “Foreign Affairs”. He de confesar que tengo en el punto de mira a “2 Tomatoes” y “Ludonova” como potenciales interesadas en la serie “Foreign Affairs” conociendo su títulos publicados.

¿Cuál es la fórmula de la diversión? ¿Qué ingredientes son los que hacen que un juego sea divertido? 

Creo que el hobby está sobredimensionando. No se reflexiona sobre el hecho de que el perfil del jugador “duro” copa los medios de comunicación del nicho desplazando a todo perfil nuevo, que suele ser recibido con recelo (aconsejo visitar grupos de Facebook para comprobarlo) dentro del hobby. Pero más allá del inicio, esto también sucede con jugadores que, llevando tiempo en el hobby, no comulgan con esta forma de ver la afición. Si eres un jugador de euros medios o ligeros, se te acepta como conviviente, pero cuidado si solo juegas “party” o “fillers”, ¿quién te crees que eres? ¡Eso no son juegos de mesa! Solo son juegos los que hacen el culo cuadrado: Vital Lacerda, Feld y compañía. Juegos multisolitarios para gente multisolitaria, incapaz de comprender la vida más allá de lo que son ellos mismos. Cuando diseño juegos, parto de la base de que deben ser divertidos, y para serlo deben contar con un aspecto interactivo muy importante. La gracia de un juego de mesa es que juegues contra otros humanos, intentes comprenderles, les mires a los ojos y entiendas sus emociones y pensamientos. Para jugar contra frías máquinas calculadoras están ya los juegos de consola y ordenador.

¿Dónde podemos encontrar más información sobre tus juegos?

Podéis encontrarme en Facebook o Instagram a través de la cuenta “Deporojects”, se trata de la iniciativa que engloba todos mis juegos e involucra a la gente que me da apoyo en traducciones, testeos o arte. Además tenéis toda la información y actualidad siempre disponible en nuestra web: www.deporojects.com

David nos trae dos diseños al concurso. “Círculo de Isengard. The Boardgame” junto a César Lázaro, un juego que define como: “Un juego familiar, divertido y dinámico perfecto para disfrutar del aroma de una tarde en el Zulema (donde Círculo de Isengard tiene su sede), que puede recordar a otros juegos como Smash Up, por su mecánica o Virus! por su jugabilidad.”

Nos señala que el juego surgió en una conversación de bar con su amigo César, este mismo verano, mientras César le comentaba animadamente la idea que había tenido para uno de los prototipos que, a la postre, acabaría presentando también al concurso (“Tabla Ludum”) Ambos imaginaron entonces una variación de aquel juego inicial, añadiendo a los socios y socias de Círculo de Isengard, donde éstos fueran los protagonistas de la partida, haciendo girar su entrada en el tablero (la Sala) la estrategia del juego.

El jurado probando “Círculo de Isengard. The Boardgame” de César Lázaro Carrasco y David Vilches Rodríguez.

“Buscábamos hacer un juego que, casi fuera de concurso, fuese más bien un regalo para la asociación y un aliciente para la gente a la hora de hacerse socio o socia. Se trata de un juego con mucho recorrido todavía, tiene pocas partidas pero la idea ya está clara, queremos ahora hablar con los socios, presentarles sus cartas, saber que opinan de ellas. Queremos un juego levemente gamberro, que pueda ser una estupenda opción para sacar en jornadas de iniciación o eventos de la asociación para que la gente pueda reconocernos y conocer los juegos de mesa modernos”.

David Vilches, al respecto de “Círculo de Isengard. The Boardgame.”

¿Cómo definirías “Un Mundo Multipolar”?

Un juego asimétrico que te hará sentir con el poder sobre el mundo, hasta que juega el rival.

¿A qué juego puede recordarnos tu prototipo?

Del mundo clásico, al “Risk”. Del mundo moderno, a “Telón de Acero”.

¿Cómo surgió la idea de tu prototipo?

Esta idea, en concreto, se me ocurrió como si una gota me cayera de la cabeza, en medio del traqueteo del viaje en un tren. Primero fue la idea del concepto principal del juego: “Un juego donde no haya acciones preestablecidas, donde existan multitud de ellas en una mesa central y dependiendo de si tienes la mayoría en ella podrás activarla”. Tras esto, vino enseguida la temática, y cuando me quise dar cuenta, ya había abierto el portátil y me había lanzado a crear las diferentes potencias mundiales que los jugadores podrían simular.

¿Desde cuándo llevas trabajando en él?

La idea me vino a la cabeza hace aproximadamente un año, en el 2019 si no recuerdo mal, tras la vuelta de un viaje a Pamplona por Navidades y sería tras éstas, cuando el juego comenzaría a tomar algo de forma en el inicio de 2020, aunque más tarde se estancaría hasta la llegada del concurso.

¿En qué ha cambiado más tu prototipo desde su inicio?

“Círculo de Isengard TBG” era un juego que inició de manera muy divertida, en una conversación de bar, con unas copas de más. Pero es cierto que cuando te pones sobre la hoja en blanco y buscas mecánicas que sean verosímiles a las personas que conoces (sabiendo que siempre hay personas que conoces más que a otras) dentro de la asociación… fue un trabajo duro, cambiaron muchas acciones de los personajes durante sus primeros pasos. Pero, desde luego, lo que fue un antes y un después fue la introducción de la Matriz en el juego. Antes de ésta se jugaba con sumas y restas de puntos, y por un momento nos planteamos una colección de iconos… Cuando la matriz me surgió como idea se la planteé a César quien estuvo de acuerdo en aplicarla. Ambos sabíamos que debíamos escapar de un juego de sumas y restas que te alejaba de una experiencia divertida.

Detalle de los componentes de “Un Mundo Multipolar” de David Vilches Rodríguez

Por su lado, “Un Mundo Multipolar” parecía un juego serio casi desde su inicio, pero como diseñador, notaba que le faltaba algo, por eso lo dejé en un cajón, al final, era lo que siempre hacía. Tiempo después, y tras volver de una escaramuza de cambio temático, mi gran amigo, asesor y consejero César, me animó a participar en el concurso en el último mes y medio de plazo. Recuperé entonces el prototipo, entré en una vorágine creativa muy interesante, tomé mucha información, salía de trabajar y me encerraba durante un par de horas en mi cuarto. Probé el juego en multitud de ocasiones en solitario, y unas pocas en compañía. Al final, le añadí la asimetría, cambié los poderes y recursos iniciales de las potencias, eliminé a una de ellas (Reino Unido desapareció), modifiqué algo los valores de crisis para ir midiendo mejor su equilibrio et voilá.

¿Cuál es la temática de tu juego? ¿Por qué la elegiste?

En “Un Mundo Multipolar” los jugadores toman el papel de líderes de las principales potencias mundiales tras la caída del muro de Berlín hasta la actualidad, luchando entre ellas por establecer esferas de influencia que les permitan ganar más puntos al final de la partida. Como dije al inicio soy un gran aficionado a la Historia, a la Política y a la Sociología, por lo que este tema me parece apasionante y me encanta trabajarlo, desarrollarlo y crear un producto cultural que ayude a su comprensión y debate.

En “Círculo de Isengard. The Boardgame” los jugadores manejamos a los socios, socias y visitantes de un día cualquiera en nuestra sede. Es un juego competitivo donde gana aquel que hace disfrutar más a los socios, socias y visitantes. Es una estupenda idea para aplicar también tras terminar la partida.

¿Cuál es la edad mínima, el tiempo de partida y la dificultad de tu juego?

“Un Mundo Multipolar”: Edad recomendada 15 o más / Tiempo, unos 15 -20 minutos por jugador / Dificultad media, aunque con un poco de ganas, puede jugar cualquiera.
“Círculo de Isengard. The Boardgame”: Edad mínima 8 / Tiempo 30 minutos / Un juego eminentemente familiar.

¿Cuáles son las mecánicas principales de tu juego?

“Un Mundo Multipolar”: Mayorías, Facciones asimétricas y Programación de acciones.
“Círculo de Isengard. The Boardgame”: Gestión de mano, Take That y Matriz.

Te proponemos un juego. Repartir 100 puntos entre: azar, estrategia, interacción y cachondeo , teniendo en cuenta las características de tu juego.

“Un Mundo Multipolar”: Azar 5, Estrategia 25, Interacción 80 y Cachondeo -10 (habrá más de una mirada inquisitoria durante la partida, seguro)
“Círculo de Isengard. The Boardgame”: Azar 30, Estrategia 5, Interacción 50 y Cachondeo 15

¿Qué va a sentir el jugador de este prototitpo durante una partida?

“Un Mundo Multipolar”: Maquiavelismo y regusto de poder. Capacidad de planificación y toma de decisiones que cambiarán el devenir de los países.
“Círculo de Isengard. The Boardgame”: Que siempre llega tarde a jugar la carta que desea. Atención visual exigente. Múltiples elecciones simples en la gestión de su mano.

El jurado probando “Un Mundo Multipolar” de David Vilches Rodríguez.

¿Cuál crees que es la idea más original de tu juego?

“Un Mundo Multipolar”: La combinación de mecánicas, son capaces de generar un tipo de interacción ambiental, temática, y poco conocida en la afición.
“Círculo de Isengard. The Boardgame”: El uso de la Matriz

¿Y para ti, cuál es su punto débil?

“Un Mundo Multipolar”: La extensión de su reglamento. Es sencillo, pero debo explicarlo más resumidamente, siendo más claro. Me planteo hacer un libro de reglas y otro de juego solo para consultar dudas durante la partida.
“Círculo de Isengard. The Boardgame”: La falta de equilibrio entre las acciones de las cartas. Necesita más testeo.


La redacción de unas reglas claras, simples, bonitas y concisas es una labor muy, pero que muy compleja. Supone tener que borrar todo lo que sabes del juego, y empatizar con alguien que no sabe nada, que no habla como tú, que es posible que no conozca nada de los juegos de mesa modernos. Debes partir de ahí, organizar tus ideas, y presentarlas de una manera atractiva, temática e interesante.

David Vilches Rodríguez, hablando sobre las mayores dificultades a la hora de presentar un juego a concurso.

¿Hay posibilidades de jugar a tu juego? ¿Cómo podemos ponernos en contacto contigo para ello?

Estoy trabajando para que todos los prototipos de Deporojects cuenten con un espacio disponible en plataformas digitales como “Table Top Simulator”. Además, tengo unas redes sociales donde iré publicando cualquier partida organizada y se puede contactar conmigo mediante mi instagram, facebook o mi página web, buscándome por “Deporojects”. Recomiendo que cualquier persona que quiera conocer más sobre el proyecto de los “Social Craft Games” visite la web: www.deporojects.com

Ojalá pronto podamos vernos en eventos físicos donde podré llevar el juego, y desde luego, si tengo la posibilidad y la Asociación me lo permite, en cualquier evento que organicemos, me llevaré por si acaso este y otros prototipos por si cualquiera le apetece buscarme y jugarlo.

¿Has iniciado conversaciones para publicarlo de algún modo? Si es así, ¿puedes adelantarnos algo?

Nada que adelantar de momento. “Circulo de Isengard: TBG” surge con una idea de Print and Play libre y gratuito, con disponibilidad para todos los socios y socias, esperando que se diviertan jugando a un juego donde aparecen ellos mismos. En los siguientes años nos gustaría tanto César como a mi, seguir añadiendo a nuevas incorporaciones que lleguen hasta Isengard. Por otro lado, “Un Mundo Multipolar” ha comenzado ahora a quedar cerrado, aunque todavía está en una fase primaria de testeo, comienza un capítulo de equilibrio de facciones y correcciones estructurales que no haya podido ver yo mismo. Mientras tanto, yo sigo trabajando en el resto de juegos de la serie “Foreign Affairs”, que seguirán la estela de este “Mundo Multipolar” pero acercando a los jugadores a otras épocas y trabajando mecánicas diferentes, eso si, siempre con el mismo sabor de dinámica social y aprendizaje histórico.

Así es que el gran David Vilches, un socio que se lanza al mundo del diseño gracias a la oportunidad que iniciamos en este primer concurso. Esperamos verle pronto firmando editoriales, creando juegos con Knizia y ocupando nuestras estanterías en el futuro.

¡Muchas gracias por atendernos David, y mucha suerte!

Publicado por David Vilches R.

Zigoto de escritor, diseñador-tahúr de juegos, crítico sin público, sociólogo sedicioso, instancia de psicólogo, director y coproductor de una vida indie repleta de imágenes freudianas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: